Archive for agosto, 2012

¡¡¡ Vacaciones !!!

Hola a todos !

Llegó nuestro turno de disfrutar de la familia y estar de vacaciones unos días. Echaremos de menos el día a día -nos encanta lo que hacemos- pero es verdad que viene bien desconectar un poco para descansar el cuerpo y la mente, y volver con energías renovadas.

Todo el equipo de Centauro os desea lo mejor a vosotros y a los vuestros. ¡ Que no se me ponga nadie malo, por favor!

Si tenéis que acudir de urgencia, os recomendamos los servicios de la Clínica Estoril de Móstoles, que está en la Avenida de la Constitución 74. Teléfono 916466625. A nuestra vuelta nos comentarán el caso. Ojalá que no tengáis que ir precisamente en esta quincena.

Un abrazo de parte de Mayte y Marina (auxiliares), Conchita y Miguel Ángel (veterinarios) y Leticia (peluquera).

Nos vemos a la vuelta

Anuncios

13 agosto 2012 at 20:11 6 comentarios

Catbuster (Conchita) o cómo superar los miedos


Parecía que iba a ser una tarde más del mes de Agosto, que solo abrimos por la mañana y dedicamos las tardes a estar con los niños (ya volverá Septiembre, con el cole, las actividades, etc.) y a jugar con ellos. Pero un vecino nos dijo que había visto, paseando por el campo, a un gato atrapado en un hoyo de hormigón, uno de los registros entre esas gigantescas conducciones de agua que nos abastecen.
Debió caerse persiguiendo a un conejo, porque en la imagen se ve el cadaver del pobre roedor…El rubio llevaba 3 ó 4 días allí, y seguía vivo porque nuestro amigo Eugenio le visitaba a diario, le había bajado comida y leche con una cesta atada a una cuerda, aunque no parecía haber comido nada o casi nada. Cada vez que pasaba Eugenio el rubio le miraba, pero se agazapaba y se escondía. Ni siquiera intentaba saltar para recuperar la libertad y volver a su casa -llevaba un collar-, le debía parecer imposible. Una pared vertical de hormigón de unos 3 metros. Eugenio intentó subirle con la cesta, pero el gato estaba tan asustado que se escondía.
Así que Conchita se fue con los niños y una escalera, dispuesta a rescatar a Rubio -le llamamos así- con la ayuda de Eugenio. Llevaba todo el equipo de catbuster: un transportin, unos guantes -por si acaso-, una toalla, comida…y después de andar media hora por el campo, vió lo que podéis ver en las fotos. Un gato asustado en un hoyo. Puso la escalera, y allá que se baja Conchita al zulo con un gato asustado, cruzamos los dedos, que no pase nada…
Porque con un gato asustado pueden pasar dos cosas: que huya -es lo normal- o que se altere si no ve una salida.
Tal era el susto de Rubio que, en cuanto vió bajar a Conchita y abrir el transportin, empezó a dar saltos y, al tercer intento, escaló en vertical -sí, sí, en vertical- por el muro de hormigón y salió como alma que lleva el diablo campo a través.
Ante una situación de pánico, nunca sabemos cómo reaccionar, pero podemos llegar a conseguir lo imposible. Aunque el muro de hormigón hubiera tenido un metro más de altura, Rubio lo hubiera conseguido, hubiera batido cualquier record olímpico para salvarse. En 3 ó 4 días ni se había planteado que era posible.
Los animales nos dan ejemplo una vez más, superan sus miedos, los vencen, y siguen adelante. Rubio solo necesitaba ese estímulo para poder reaccionar por sí solo.
¿ Qué necesitamos nosotros para reaccionar ? ¿ A qué estímulo estamos esperando ? ¿ Crees que alguien va a hacer lo que tú tienes que hacer ?
No esperes, actúa.

7 agosto 2012 at 20:12 6 comentarios


Follow salud para perros y gatos on WordPress.com