Archive for septiembre, 2014

¿ Es necesario que vacune a mi mascota ?

Es la típica pregunta que podemos hacernos con nuestro perro o gato, incluso con nuestros hijos, a la hora de vacunarles contra cualquier enfermedad vírica. Y tiene que venir un brote de rabia, o de ébola, para darnos cuenta de lo importantes que son, para darnos cuenta de que podemos morir si no estamos protegidos.

Cuando la cosa está tranquila, incluso los políticos se encargan de modificar los calendarios vacunales para ahorrar dinero, o vacunar cada 2 ó 3 años según en qué comunidad. Estamos hablando de enfermedades contagiosas y, en muchos casos, mortales tanto en humana como en veterinaria.

Craso error.

La inmunología, que es la ciencia que se ocupa de cómo funcionan nuestras defensas -en humanos y en animales- no son matemáticas. No siempre ocurre lo que se espera. Los mecanismos por los cuales funcionan las vacunas son diferentes según de qué enfermedad hablemos. Intentaré explicarme.

Hay vacunas en las que el mecanismo de acción consiste en inocular una pequeña cantidad de virus -en unas ocasiones vivo, en otras muerto- para que sea nuestro organismo el que reaccione -si se produce una infección- produciendo anticuerpos suficientes para enfrentarse al problema. Pero en otras, lo que hace la vacuna es “engañar” al sistema de defensas, ya que solo inyectamos una proteína del virus para conseguir el mismo fin.

Por lo tanto queda claro: las vacunas son necesarias. La segunda pregunta que surge sería la siguiente: ¿cada cuánto tiempo tengo que revacunar a mi mascota?

En www.centauroveterinarios.com puedes pinchar en la pestaña "igualas" y ver qué está incluido en cada una

En la iguala se incluyen una serie de servicios que puedes ver si visitas nuestra web

La mayoría de las vacunas de perros y de gatos tienen una eficacia mínima de un año pero, dependiendo de cada individuo, si se ha hecho un correcto protocolo vacunal los dos primeros años, podrían durar al menos 2 años salvo alguna excepción: la Leptospirosis en perros, y la rabia en ambas especies al tratarse de una zoonosis (enfermedad transmisible al hombre). En estos casos la revacunación debe ser anual.

¿Cómo saber si mi mascota necesita ser revacunada o no este año?

Desde hace 7 años, en Centauro, nuestros planes de salud ya contemplan la vacunación cada 2 años en perros y gatos a partir del tercer año de vida. Preferimos evitar el gasto en la vacuna e invertir ese dinero en hacer una analítica de control anual que nos permite confirmar que nuestra mascota está bien; y que podemos vacunarla cada 2 años frente a algunos virus. Pero solo lo hacemos en animales controlados y correctamente vacunados.

Todo esto está a punto de cambiar, porque lo que dicta la lógica es saber -en lugar de suponer- si mi mascota necesita la vacuna o no.

En los próximos meses tendremos disponibles unos tests que nos permitirán hacerlo posible. Hasta ahora, podíamos mandar la sangre de la mascota al laboratorio y detectar la cantidad de anticuerpos frente a cada una de las enfermedades. Pero a un precio muy, muy elevado. Ya estamos en pruebas con unos tests, a un precio asequible (algo más caro de lo que cuesta una vacuna) que nos permitirán saber el estado de las defensas de nuestros amigos.

Podremos evaluar la respuesta de anticuerpos a la vacunación o la infección por Parvovirus Canino, Virus del Moquillo Canino o Virus de la Hepatitis infecciosa en el caso de los perros, y Calicivirus, Herpes y Panleucopenia en caso felino. En el caso de los perros, sabríamos si tenemos que poner la polivalente o solo la leptospirosis, y en los gatos si la triple es necesaria o no, basándonos en los niveles de anticuerpos que tenga nuestra mascota.

Ya lo sé, faltan enfermedades por testar, pero es un primer paso, un gran paso para cuidarles mejor.

¿No te parece?

Si quieres saber más, pincha aquí para ver el video 😉

 

Anuncios

17 septiembre 2014 at 1:29 Deja un comentario

Mi gato ¿está bien alimentado?

¿Lo estaré haciendo bien?

¿La comida que le doy es adecuada y de buena calidad?

¿Tendría que cambiarle de comida de vez en cuando?

A la primera pregunta podrás contestar después de conocer las respuestas a las otras dos, pero vayamos al grano.

No todas las dietas comerciales son igual de buenas. Ni por salir en la tele son mejores que las que no salen. Y las caras suelen ser mejores que las baratas. Como comprenderás, no te van a vender un saco de 1,5 kg con carne de pollo por menos de 20 Euros. Lo mejor es que consultes en tu clínica veterinaria, donde te recomendarán las 3 ó 4 marcas en las que todos los veterinarios estamos de acuerdo respecto a su calidad.

Pero es necesario saber cómo se alimentan los gatos, sus costumbres, para hacerlo bien y no equivocarnos. Y para el resto de cosas que necesitas saber, pincha en este enlace para ver el vídeo.

Los felinos, en la naturaleza, capturan presas y no beben demasiado. De hecho, son capaces de sobrevivir días sin beber y tienen la capacidad de concentrar mucho la orina y recuperar casi todo el agua, por eso huele tan fuerte algunas veces. Eso no quiere decir que sea bueno para su sistema renal, pero nos ayuda a comprender algunas cosas.

Elegantes, curiosos, ágiles, los gatos son compañeros especiales para disfrutar viéndolos

Toi condío

Lo primero, que la cantidad de proteína que necesitan es mucho más elevada que la de un perro, por eso el pienso de gatos es siempre más caro que el de perros. Es más caro el pollo que el arroz, por ejemplo. Lo segundo, que hay que facilitar que ingieran suficiente agua para proteger sus riñones, ya que lo mayoría no son muy “bebedores” por naturaleza. Dándoles un buen pienso compuesto conseguimos que las proteínas estén en cantidad suficiente, y para hacerles beber tenemos 2 estrategias que pueden ser complementarias:

-Que tengan fácil acceso al agua, poniéndoles varios bebederos en la casa, o fuentes que recirculan agua, ya que les gusta mucho ver el agua correr. No es buena idea -por cara y poco ecológica- dejar un grifo siempre a medio cerrar…

-Darles diariamente una pequeña cantidad de alimento húmedo (latas o bolsas con alimento blando) para asegurarnos una ingestión mínima de agua. El alimento húmedo que sea de las mismas marcas que el alimento seco, de buena calidad.

Verás que insisto mucho en el tema de la calidad del alimento. ¿ Por qué ?

Porque hay serios problemas de salud relacionados con una alimentación de mala calidad, como una insuficiente cantidad de aminoácidos necesarios (como la taurina), o el pH de la orina del gato, que depende de lo que coma. Si este pH (que mide si la orina es ácida o básica) no es el adecuado, conllevará a la formación de cálculos en la vejiga y los riñones, con la consiguiente urgencia y/o cirugía de nuestro gato.

En cuanto a la conveniencia de darle siempre la misma comida o no a nuestro gato, os invito a pinchar en este enlace donde explicamos cómo debemos actuar para educarle desde pequeño.

Si te ha gustado este post compártelo en redes sociales con tus amigos, especialmente si tienen gato 😉

Esperamos tus comentarios, nos interesa lo que puedas aportar sobre el tema.

 

8 septiembre 2014 at 10:48 2 comentarios


Follow salud para perros y gatos on WordPress.com