Archive for octubre, 2014

Insuficiencia renal en gatos

Mi gato se llama Fortunato y tiene 9 años, como su hermana Jacinta.

 

Mi gato Fortunato

Mi gato Fortunato

Su hermana Jacinta

Su hermana Jacinta

Les acabamos de hacer sus análisis de control anuales y, afortunadamente, están bien los dos. Este año, además, les hemos hecho una radiografía panorámica de tórax y abdomen, un análisis de orina y una ecografía de abdomen. Con un poco de paciencia, hemos medido también la presión arterial.

¿Por qué?

Porque a partir de los 8 años, los gatos entran en una edad madura. No quiere decir que sean viejos, pero sí que pueden empezar a deteriorarse las funciones de algunos órganos vitales sin que seamos capaces de detectarlo nosotros si no hacemos pruebas.

Y los órganos que más frecuente y tempranamente se dañan en los gatos son los riñones, la función renal. En parte porque los felinos, desde siempre, son capaces de sobrevivir sin ingerir apenas agua, la que tienen las presas que cazan y poco más; así que tenemos un pequeño hándicap de partida. Si a esto le sumamos que la mayoría comen pienso seco como único alimento, favorecemos que los riñones sufran a diario y acaben fallando.

¿Cómo podemos diagnosticar una insuficiencia renal?

El primer paso consiste en una analítica sanguínea para comprobar los niveles de urea, creatinina y proteínas totales, así como un análisis de orina para ver si pierde proteínas. Un siguiente paso sería analizar los electrolitos en sangre (fósforo, potasio, sodio, etc.) para evaluar las pérdidas. Una vez confirmado el problema, para completar el estudio, se deben hacer radiografías de abdomen, ecografías y medir la presión arterial.

En función de la gravedad del problema renal, se tratará al paciente con medidas dietéticas solamente, o administrando fármacos para mejorar la filtración de los riñones, o suplementos de electrolitos, o productos que los eliminan si están en exceso. El tratamiento lo valorará el veterinario de común acuerdo con el cuidador del gato, ya que a veces el paciente no colabora mucho para recibir la medicación, y si pretendemos dar más fármacos de los que el gato tolera, al final no le podremos dar ninguno. Con un gato colaborador podremos hacer el tratamiento ideal.

¿Qué podemos hacer para que nuestro gato no tenga una insuficiencia renal, o que ésta aparezca lo más tarde posible?

  • Lo primero, que nuestro gato tenga siempre pienso seco de gama alta disponible y agua a su disposición, pero que también le ofrezcamos a diario o cada 2 días una pequeña ración de comida húmeda (lata) o semihúmeda que nos asegure una ingestión mínima de agua diaria.
  • Desde el año hasta los 7 años de edad hacerle una analítica de sangre anual para evaluar los parámetros básicos de la función renal, hepática, la existencia o no de anemia, infecciones, etc. Detectar una enfermedad a tiempo es el primer paso para controlarla o curarla.
  • A partir de los 8 años, si los análisis siguen bien, pasar de la dieta de adultos a una senior o mature, que esté adaptada a las necesidades del gato.
  • Si el gato es poco bebedor, comprar una fuente recirculante de agua, para estimularle a beber. También trucos como echarle un poco de caldo de pollo (o leche) en el agua puede hacer que beba más. Pero no funcionan con todos los gatos.

Si quieres saber algo más, no tienes más que escribirnos e intentaremos contestar a tus preguntas.

Si te ha parecido interesante, por favor compártelo 🙂

¿Quién es Miguel Ángel Valera?

Anuncios

14 octubre 2014 at 23:37 Deja un comentario

Cómo hacer un buen plan antiparasitario interno para tu mascota

¿Mi perro y yo estamos correctamente protegidos frente a los parásitos intestinales?

¿Tengo que darle algún antiparasitario a mi gato aunque no salga de casa?

Son dos preguntas que no deben quedar sin respuesta al acabar de leer este artículo.

Empecemos con los gatos.

Sí, efectivamente, la mayoría de los gatos no salen a la calle, por lo que son menos susceptibles de infestarse de parásitos, estamos de acuerdo. Pero no están libres de hacerlo, ya que nosotros sí que salimos y pisamos el suelo con nuestro calzado, y ya sabes lo mucho que les gusta a los gatos restregarse con nuestra ropa, zapatos, etc. Y lo bien que se lavan luego el cuerpo…así que también pueden parasitarse.

Conchita es nuestra directora médica

Nos encantan los gatos

Como el riesgo es más bajo que en los perros, recomendamos desparasitaciones trimestrales para los gatos, al menos para los caseros. Si se trata de un gato outdoor (de los que entran y salen), no estaría de más hacerlo cada 2 meses.

Según el peso del gato, el veterinario aconsejará el producto más adecuado para ese paciente, y podremos elegir entre un formato de pastilla oral o de pipetas que se ponen en la piel. Ojo con las dosis y el producto empleado, por eso hablo de que se debe consultar con un veterinario, para evitar intoxicaciones.

En los perros adultos (los cachorros es otro cantar), como salen a diario, están más expuestos que los gatos, por lo que recomendamos la desparasitación cada 2 meses. Sí, ya sé que la mayoría de los laboratorios aconsejan la desparasitación trimestral, pero te voy a explicar el porqué.

Desparasitamos cada 2 meses, si el riesgo es el habitual

Es fundamental desparasitar correctamente a nuestro perro

El ciclo de muchos nematodos (lombrices o vermes redondos) dura unas 3 semanas, aunque no es tan peligroso como cuando hablamos de las tenias. La Tenia Echinococcus, la que produce el quiste hidatídico (en el hígado) de las personas, tiene un ciclo de vida que va de las 6 a las 9 semanas. Eso son 1,5 a 2 meses. Y eso sí que es peligroso para nosotros.

Tan es así que si estamos hablando de un perro de caza, que sale al campo y está cobrando piezas parasitadas con frecuencia, recomendamos una desparasitación cada mes y medio. Para los demás perros, hacerlo cada 2 meses nos parece razonable, además de hacer –al menos una vez al año- un análisis de heces del perro.

¿Lo haces así? ¿Tienes alguna duda?

Para más información, puedes consultar a nuestros amigos de Argos Pet Magazine. ¡ Pincha aquí !

Si nos escribes intentaremos resolverla, gracias por compartir el post 😉

12 octubre 2014 at 18:42 Deja un comentario


Follow salud para perros y gatos on WordPress.com