Posts tagged ‘perro’

Campaña esterilización perros y gatos 2015

¿Cirugía con anestesia inhalatoria o con anestesia local o inyectable? ¿Con intubación y monitorización o sin ella? ¿Con respirador automático o sin él? ¿Con 2 cirujanos y un anestesista o con un “hombre orquesta” que lo hace todo solo?
Los precios no pueden ser iguales si empleamos diferentes medios.
Aún así, vamos a hacer un precio especial para las esterilizaciones de perr@s y gat@s que se realicen entre Noviembre de 2015 y Febrero de 2016.
Las cirugías se realizan siempre por las mañanas de Lunes a Viernes. Los Sábados solo hacemos cirugías de urgencia, porque no nos gusta hacer una cirugía y no revisar al día siguiente al paciente.
En los perros, tanto machos como hembras, hacemos siempre un prequirúrgico, que consiste en una analítica de sangre y un electrocardiograma. El precio del prequirúrgico durante la campaña será de 59 Euros. Para ello el paciente tendrá que venir en ayunas 10 horas.
En los gatos, si su estado clínico es bueno y el test de Leucemia/Inmunodeficiencia es negativo, valoraremos la necesidad o no de hacer el examen prequirúrgico.
Las cirugías tienen los siguientes precios en campaña, en función del peso:

Perros:

– Machos de menos de 10 kg: 165 Euros
– Machos de 10 a 25 kg: 175 Euros
– Machos de 25 a 35 kg: 185 Euros
– Machos de más de 35 kg: 195 Euros

– Hembras de menos de 10 kg: 225 Euros
– Hembras de 10 a 25 kg: 255 Euros
– Hembras de 25 a 35 kg: 295 Euros
– Hembras de más de 35 kg: 325 Euros

Gatos:

– Machos: 95 Euros
– Hembras: 175 Euros

A estos precios hay que sumar el postoperatorio, que incluye el collar isabelino o “cucurucho” que les ponemos para que no se toquen la herida, el antibiótico y las revisiones, si son necesarias.
Los precios del postoperatorio dependen del peso, sea gato o perro, y son los siguientes durante la campaña:

– Menos de 10 kg: 36 Euros
– De 11 a 25 kg: 41 Euros
– De 25 a 35 kg: 47 Euros
– Más de 35 kg: 55 Euros

Nota importante: A todos estos precios hay que sumar el 21 % de IVA.

Intentaremos dar las citas con la mayor agilidad posible en el 91 619 27 95, en horario de consulta, de 10 a 14 y de 17 a 20,30 h de Lunes a Viernes y Sábados mañana.

Más información en http://www.centauroveterinarios.com

Anuncios

1 noviembre 2015 at 17:09 32 comentarios

Dilatación y torsión gástrica en perros

Si el perro no se opera en menos de 3 ó 4 horas, lo más probable es que se muera.
Empiezo por el final porque este problema es tan serio que no nos da tiempo a reaccionar si se nos presenta. Es una cirugía de urgencia y de alto riesgo, incluso haciendo todo bien.
No te voy a contar en qué consiste la cirugía, eso es cosa de cirujanos, pero aquí puedes ver un par de imágenes.

 

Pero sí te voy a contar cómo reconocerlo y, sobre todo, cómo evitarlo.
Empecemos por el principio, ahora que nos hemos situado.
Hay razas predispuestas para esta patología. Ocurre como con todas las enfermedades, que unas son más típicas de unas razas que de otras. Este problema es más frecuente en razas grandes como los mastines, labradores, pastores alemanes, rottweiler, etc. Pero también en otras medianas como los cocker, por ejemplo. Contra la predisposición racial no podemos hacer nada, pero contra los hábitos que favorecen la dilatación de estómago sí.

Labrador retriever

El labrador es una raza predispuesta a sufrir una torsión de estómago

Un hábito que favorece que estómago se hinche es que el perro haga una sola comida en lugar de 2 ó 3. Si esta única toma es copiosa, peor aún.
El ejercicio intenso justo después de comer también es una causa predisponente, así como comer inmediatamente después de un largo paseo con carreras y juegos. También puede estar provocado por una ingesta masiva de agua, con o sin comida, si están muy nerviosos o si hace mucho calor.
Pero la ingesta de gas, el que traguen mucho aire, favorece la dilatación, y esto ocurre durante el ejercicio.

¿Qué hacer?

Después del ejercicio debemos dejar que el perro se relaje 15-20 minutos, luego le ofrecemos un poco de agua, esperamos unos minutos, le ofrecemos un poco más, y no le ofrecemos la comida hasta que haya pasado al menos una hora y le veamos tranquilo. De esta forma, los gases que haya podido tragar los habrá eliminado.
Pongámonos en el peor de los casos: hemos hecho todo mail y el perro se ha dilatado.

¿Cómo puedo reconocerlo?
Hay varios signos que podemos detectar:
– El perro está intranquilo, va de un lado para otro. No quiere comer, ni beber, ni tumbarse, no encuentra la forma de estar cómodo.
– Intenta vomitar pero no puede, parece que tiene náuseas cuando lo que hace es intentar evacuar el gas retenido en el estómago. En esta fase, una intervención del veterinario sedando al animal e introduciendo una sonda gástrica por el esófago puede evitar la cirugía algunas veces.
– El abdomen está muy hinchado, como un balón, y el perro se tumba. Aquí la cosa está más fea y la cirugía debe hacerse con rapidez.
Llegados a esta situación, hay que llamar a un veterinario de urgencias para preparar la cirugía y posterior hospitalización. Haciendo todo bien y en las primeras 3 horas, en manos expertas, tenemos bastantes posibilidades de éxito. Si nos retrasamos en el diagnóstico y tratamiento médico-quirúrgico, ni es más genial de los cirujanos será capaz de salvar a tu perro.

Además, el coste de la cirugía y el postoperatorio es elevado, aunque con un plan de salud  tengas descuento en la cirugía y el postoperatorio.
Espero que este artículo te haya resultado interesante, ojalá evite que tu perro tenga una dilatación de estómago. Si te ha gustado, compártelo.

21 abril 2015 at 19:52 Deja un comentario

Cómo prevenir…La FILARIOSIS

¿ Has oído hablar del gusano del corazón ?
¿ Tu perro tiene riesgo de contagiarse ?

Si me llegas a hacer esta pregunta hace solo 10 años te hubiera contestado que no, que viviendo en Madrid era casi imposible que se contagiara, a menos que fuera a zonas de riesgo. De hecho, hace 10 años hicimos una campaña gratuita para nuestros clientes con plan de salud y el 100 % fue negativo, así que decidimos dejar de hacerlo.
Pero las cosas cambian. Cambiamos nosotros, cambian nuestros hábitos de vida y costumbres, viajamos con nuestro perro cada vez más (sí, ya lo sé, no los admiten en algunos sitios, pero cada vez la cosa va a mejor) y cambia nuestro entorno. Y esto sí que es determinante para que os hable de filariosis.

¿ Qué es la filariosis ?

Es una enfermedad que se transmite por picadura de mosquito y consiste en la presencia de gusanos que se alojan en el corazón y pulmones del perro, provocando un fallo cardíaco e incluso la muerte.

La Filariosis, una enfermedad emergente.

En esta imagen podemos ver todo el ciclo del gusano del corazón.

Los cambios que no dependen de nosotros y que han cambiado sustancialmente el devenir de esta enfermedad y su expansión son fundamentalmente 2:

– la entrada del mosquito tigre

– el cambio climático

Suena a broma lo del mosquito tigre, pero no lo es.
Hasta el año 2007, los mosquitos responsables de la transmisión del gusano del corazón eran de 3 géneros: Aedes, Anopheles y, sobre todo, Culex, al menos en España. Pero dicen los investigadores que en unos containers procedentes de Asia vinieron con las mercancías unos cuantos mosquitos tigre, qué empezaron a multiplicarse, y multiplicarse más, y más aún, hasta hacerse fuertes como especie invasora.
Vale, muy bien. Y ¿ a mí qué me importa eso ?
Importa, y mucho. Porque los otros 3 géneros de mosquitos sólo pican al amanecer y al atardecer, mientras que el mosquito tigre pica durante todo el día…la cosa cambia, ¿ verdad ? De manera que el riesgo es de 24 horas al día en las zonas de riesgo.
Ahora lo del cambio climático. Aparte de ser una excusa para algún que otro político americano se forre dando conferencias, es un triste hecho sobre el que no se está haciendo gran cosa, pero en ese jardín no me meto hoy. Lo que si es cierto es que en las zonas frías cada vez suben más las temperaturas, y si se combina con la humedad, tenemos las condiciones perfectas para que los mosquitos vivan felices.

¿ Cómo se transmite la filariosis ?

En un perro infectado los ejemplares adultos de filaria liberan larvas (microfilarias) directamente al torrente sanguíneo. El mosquito que le pique ingiere estas microfilarias con la sangre que chupa, y éstas se desarrollan en el interior del mosquito hasta convertirse en formas infectantes, que se valorarán en su cavidad bucal hasta que el mosquito vuelva a picar a otro animal para alimentarse. Y le contagiará. Y enfermará pasadas unas semanas.

¿ Está mi perro en riesgo ?

La filariosis es endémica en gran parte de España: la costa mediterránea desde Málaga hasta Tarragona, el valle del Ebro, valle del Tormes, Islas Baleares y Canarias, costa de Huelva y Cádiz, etc. De hecho, el 77 % de los propietarios de perros no saben que viven en una zona de riesgo de filaria.

Un problema emergente

En este mapa, aunque no está actualizado, podemos ver en qué zonas hay más incidencia de filariosis.

¿ Cómo puedo saber si mi perro está infectado ?

Un simple análisis realizado en fresco bajo el microscopio permite comprobar la presencia de microfilarias en sangre, pero no detecta las formas adultas. Para eso se aconseja llevar a cabo un test serológico que se puede hacer en la misma clínica.

¿ Qué pasa si mi perro se infecta ?

Los parásitos adultos pueden llegar a medir 30 centímetros, hasta el punto de impedir el desarrollo normal de las funciones cardiacas y, al mismo tiempo, son tóxicos para el hígado y los pulmones. Cuando la enfermedad se encuentra en un estado más avanzado, los síntomas más evidentes son cansancio, tos y adelgazamiento, síntomas que se agravan con el ejercicio.

Y ahora, la pregunta que todos nos hacemos: ¿ cómo podemos prevenirlo ?

Hay dos posibilidades de tratamiento: oral e inyectable.
El tratamiento oral se hace una vez al mes desde que aparecen los primeros mosquitos (Marzo-Abril) hasta un mes después de su desaparición.
El tratamiento inyectable se hace con una sola inyección al año, y se puede aplicar a partir de las 12 semanas de edad. Aunque no está registrado para ese fin, previene también otros parásitos como la Thelazia, muy frecuente en Extremadura, conocida como el Gusano del ojo.
Teniendo en cuenta que los estudios revelan que 1 de cada 3 propietarios cometemos olvidos a la hora de administrar tratamientos orales, y que la inyección se administra directamente por el veterinario, recomendamos el tratamiento inyectable por comodidad y eficacia.
En ambos casos, hay que hacer previamente el test de detección de la enfermedad porque si el perro está infectado, mataríamos todas las filarias y podría ser muy peligroso para nuestro perro.

Recuerda: una sola inyección, un año de tranquilidad.

Si quieres más información, no tienes más que venir o llamar a la clínica.

http://www.centauroveterinarios.com

10 febrero 2015 at 20:14 Deja un comentario

Cómo hacer un buen plan antiparasitario interno para tu mascota

¿Mi perro y yo estamos correctamente protegidos frente a los parásitos intestinales?

¿Tengo que darle algún antiparasitario a mi gato aunque no salga de casa?

Son dos preguntas que no deben quedar sin respuesta al acabar de leer este artículo.

Empecemos con los gatos.

Sí, efectivamente, la mayoría de los gatos no salen a la calle, por lo que son menos susceptibles de infestarse de parásitos, estamos de acuerdo. Pero no están libres de hacerlo, ya que nosotros sí que salimos y pisamos el suelo con nuestro calzado, y ya sabes lo mucho que les gusta a los gatos restregarse con nuestra ropa, zapatos, etc. Y lo bien que se lavan luego el cuerpo…así que también pueden parasitarse.

Conchita es nuestra directora médica

Nos encantan los gatos

Como el riesgo es más bajo que en los perros, recomendamos desparasitaciones trimestrales para los gatos, al menos para los caseros. Si se trata de un gato outdoor (de los que entran y salen), no estaría de más hacerlo cada 2 meses.

Según el peso del gato, el veterinario aconsejará el producto más adecuado para ese paciente, y podremos elegir entre un formato de pastilla oral o de pipetas que se ponen en la piel. Ojo con las dosis y el producto empleado, por eso hablo de que se debe consultar con un veterinario, para evitar intoxicaciones.

En los perros adultos (los cachorros es otro cantar), como salen a diario, están más expuestos que los gatos, por lo que recomendamos la desparasitación cada 2 meses. Sí, ya sé que la mayoría de los laboratorios aconsejan la desparasitación trimestral, pero te voy a explicar el porqué.

Desparasitamos cada 2 meses, si el riesgo es el habitual

Es fundamental desparasitar correctamente a nuestro perro

El ciclo de muchos nematodos (lombrices o vermes redondos) dura unas 3 semanas, aunque no es tan peligroso como cuando hablamos de las tenias. La Tenia Echinococcus, la que produce el quiste hidatídico (en el hígado) de las personas, tiene un ciclo de vida que va de las 6 a las 9 semanas. Eso son 1,5 a 2 meses. Y eso sí que es peligroso para nosotros.

Tan es así que si estamos hablando de un perro de caza, que sale al campo y está cobrando piezas parasitadas con frecuencia, recomendamos una desparasitación cada mes y medio. Para los demás perros, hacerlo cada 2 meses nos parece razonable, además de hacer –al menos una vez al año- un análisis de heces del perro.

¿Lo haces así? ¿Tienes alguna duda?

Para más información, puedes consultar a nuestros amigos de Argos Pet Magazine. ¡ Pincha aquí !

Si nos escribes intentaremos resolverla, gracias por compartir el post 😉

12 octubre 2014 at 18:42 Deja un comentario

¿ Es necesario que vacune a mi mascota ?

Es la típica pregunta que podemos hacernos con nuestro perro o gato, incluso con nuestros hijos, a la hora de vacunarles contra cualquier enfermedad vírica. Y tiene que venir un brote de rabia, o de ébola, para darnos cuenta de lo importantes que son, para darnos cuenta de que podemos morir si no estamos protegidos.

Cuando la cosa está tranquila, incluso los políticos se encargan de modificar los calendarios vacunales para ahorrar dinero, o vacunar cada 2 ó 3 años según en qué comunidad. Estamos hablando de enfermedades contagiosas y, en muchos casos, mortales tanto en humana como en veterinaria.

Craso error.

La inmunología, que es la ciencia que se ocupa de cómo funcionan nuestras defensas -en humanos y en animales- no son matemáticas. No siempre ocurre lo que se espera. Los mecanismos por los cuales funcionan las vacunas son diferentes según de qué enfermedad hablemos. Intentaré explicarme.

Hay vacunas en las que el mecanismo de acción consiste en inocular una pequeña cantidad de virus -en unas ocasiones vivo, en otras muerto- para que sea nuestro organismo el que reaccione -si se produce una infección- produciendo anticuerpos suficientes para enfrentarse al problema. Pero en otras, lo que hace la vacuna es “engañar” al sistema de defensas, ya que solo inyectamos una proteína del virus para conseguir el mismo fin.

Por lo tanto queda claro: las vacunas son necesarias. La segunda pregunta que surge sería la siguiente: ¿cada cuánto tiempo tengo que revacunar a mi mascota?

En www.centauroveterinarios.com puedes pinchar en la pestaña "igualas" y ver qué está incluido en cada una

En la iguala se incluyen una serie de servicios que puedes ver si visitas nuestra web

La mayoría de las vacunas de perros y de gatos tienen una eficacia mínima de un año pero, dependiendo de cada individuo, si se ha hecho un correcto protocolo vacunal los dos primeros años, podrían durar al menos 2 años salvo alguna excepción: la Leptospirosis en perros, y la rabia en ambas especies al tratarse de una zoonosis (enfermedad transmisible al hombre). En estos casos la revacunación debe ser anual.

¿Cómo saber si mi mascota necesita ser revacunada o no este año?

Desde hace 7 años, en Centauro, nuestros planes de salud ya contemplan la vacunación cada 2 años en perros y gatos a partir del tercer año de vida. Preferimos evitar el gasto en la vacuna e invertir ese dinero en hacer una analítica de control anual que nos permite confirmar que nuestra mascota está bien; y que podemos vacunarla cada 2 años frente a algunos virus. Pero solo lo hacemos en animales controlados y correctamente vacunados.

Todo esto está a punto de cambiar, porque lo que dicta la lógica es saber -en lugar de suponer- si mi mascota necesita la vacuna o no.

En los próximos meses tendremos disponibles unos tests que nos permitirán hacerlo posible. Hasta ahora, podíamos mandar la sangre de la mascota al laboratorio y detectar la cantidad de anticuerpos frente a cada una de las enfermedades. Pero a un precio muy, muy elevado. Ya estamos en pruebas con unos tests, a un precio asequible (algo más caro de lo que cuesta una vacuna) que nos permitirán saber el estado de las defensas de nuestros amigos.

Podremos evaluar la respuesta de anticuerpos a la vacunación o la infección por Parvovirus Canino, Virus del Moquillo Canino o Virus de la Hepatitis infecciosa en el caso de los perros, y Calicivirus, Herpes y Panleucopenia en caso felino. En el caso de los perros, sabríamos si tenemos que poner la polivalente o solo la leptospirosis, y en los gatos si la triple es necesaria o no, basándonos en los niveles de anticuerpos que tenga nuestra mascota.

Ya lo sé, faltan enfermedades por testar, pero es un primer paso, un gran paso para cuidarles mejor.

¿No te parece?

Si quieres saber más, pincha aquí para ver el video 😉

 

17 septiembre 2014 at 1:29 Deja un comentario

El secreto para adelgazar en 4 palabras

El sobrepeso. El típico problema que no parece tener solución…

Pero la tiene, y es más fácil ganar esta guerra contra la báscula -en el caso de nuestras mascotas- porque la solución está en nuestras manos.

Pero antes tienes que tomar conciencia del problema. Reconocer que el problema existe, y que quieres ayudar a tu amigo. Piensa en lo que se está perdiendo tu perro por el sobrepeso o piensa en lo que podría hacer tu gato si su peso fuera el adecuado. Porque tiene consecuencias

Si se quiere, se puede conseguir alcanzar el peso ideal de nuestra mascota

Para estar seguros de que el sobrepeso no es de origen endocrinológico (hormonal) hay que hacer analíticas que lo descarten

Tu perro correría más y mejor, y podría jugar con sus amigos sin cansarse, las cojeras y lesiones musculares desaparecerían. Tu gato se subiría de nuevo a la mesa sin pasar por la silla, volvería a ser más activo, evitaríamos la diabetes si aún no la tiene.

Por si te lo estabas preguntando, la respuesta es sí: a los perros y a los gatos hay que inyectarles insulina una o dos veces al día si son diabéticos. Imagínatelo, de por vida…una faena para todos ¿no?

En la mayoría de los casos, son pacientes insulino-dependientes, y sus dueños deben estar atentos a su medicación de por vida

También los perros y gatos pueden tener diabetes

En definitiva, además de estar más sano, estará más contento y tú también, así que espero que el primer obstáculo, reconocer que tenemos un problema, ya lo hayamos superado.

La fatiga acompaña a nuestra mascota y le impide disfrutar del juego con los demás

Según pasan los años, es más difícil recuperar el peso ideal, pero se puede lograr

Vale. Ahora tenemos que ponernos en acción.

¿ Cómo consigo reducir el sobrepeso de mi mascota ?

1-      Pesamos cada día la cantidad de alimento que hemos acordado con el veterinario. En gramos, en “puñados” no vale ;). Puede ser su dieta habitual, en cantidad más reducida, o una dieta de reducción de peso comercial.

2-      Repartimos su ración diaria en 3 tomas en lugar de 2. Con ello reducimos la ansiedad y logramos una digestión más al día, porque también se gastan calorías haciendo la digestión…

3-      Eliminamos todos los “extras”: el trocito de pan que me ha sobrado, esa rodaja de chorizo que se cayó del bocata, el “gordo” de la carne que no me como, un poco de arroz que se ha dejado el niño…¿hace falta que siga?

4-      Aumentamos el ejercicio físico. Fíjate que lo he dejado para el final. ¿Por qué? Porque si la obesidad es muy importante, no empezamos con ejercicio aeróbico hasta que no suponga un peligro para nuestro compañero. Sí que podremos andar mucho tiempo, pero no es buena idea correr con un sobrepeso del 30 % y arriesgarnos a una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla. Mejor perder unos kilos antes de echar a correr.

En este VIDEO viene todo explicado. Pincha aquí.

Para los gatos, tenemos dispensadores de comida que, además, les entretiene y les obliga a moverse y “ganarse el pan”.

 ¡  Mira cómo juega Lola 🙂  !

Solo falta tomar la decisión, nosotros te ayudamos.

Hazlo por él, te lo agradecerá.

Ah, si quieres más información sobre este tema, visita la revista digital argospet.

 

1 junio 2014 at 22:23 3 comentarios

Boca a boca…si te atreves

“A este perro le huele mal la boca, ¿tendrá algún problema digestivo?”

“Al gato ya no le gusta su pienso, pero es el de siempre, ¿por qué será?”

Oímos estas frases con frecuencia en las clínicas veterinarias, y es un motivo de consulta que acaba derivando en un problema dental y no de comportamiento o digestivo. Pero lo habitual es que la mayor parte de las mascotas tengan problemas dentales sin que sus propietarios lo sepan.

Enfermedad periodontal grave

A veces los propietarios no saben hasta qué punto está mal la boca de su mascota

Las enfermedades periodontales representan el problema clínico más frecuente en los perros y gatos. De hecho, 4 de cada 5 perros sufren este problema.

Las razas pequeñas y toy tienen más predisposición a la enfermedad periodontal por apiñamiento dental, lo que da lugar a rotaciones por falta de espacio y, como consecuencia, aparecen alteraciones de los márgenes gingivales.

en este caso hay piezas que se pueden limpiar, pero otras son de extracción y no se pueden preservar

en este caso hay piezas que se pueden limpiar, pero otras son de extracción y no se pueden preservar

En aquellas zonas donde existe apiñamiento dental debemos insistir al propietario en la importancia de mantener en casa una higiene dental adecuada. A pesar de una correcta higiene oral, será necesario hacer frecuentes tratamientos periodontales profesionales. También es frecuente en estas razas  la persistencia de dientes deciduos. Esto ocurre cuando los dientes de leche no se han caído o que han fallado en la exfoliación, esto es, que no han salido.

cuando la enfermedad periodontal es de grado I, las bocas mantienen un buen estado después de la limpieza y pulido dentales

cuando la enfermedad periodontal es de grado I, las bocas mantienen un buen estado después de la limpieza y pulido dentales

El grado de enfermedad periodontal de la mascota se valora basándonos en unos índices. Después de hacer la valoración de ese paciente en concreto, clasificaremos el problema desde un grado 1 (el más bajo) hasta el grado 4 (el más grave). Los índices a los que nos referimos son los siguientes (pincha sobre cada índice para leer más información):

 

–          Índice de placa bacteriana

–          Índice de cálculo dental

En una misma boca pueden coexistir diferentes grados de calculos dentales

En una misma boca pueden coexistir diferentes grados de cálculo dental

–          Índice gingival

–          Clasificación de furca 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

–          Clasificación de movilidad dental 

A veces podemos hacer esto en consulta de forma aproximada pero el examen definitivo con el sondaje periodontal y/o radiología dental se realiza bajo sedación previa a la intervención, o en el mismo momento de la cirugía bajo anestesia general.

Además podremos diagnosticar otras patologías dentales como: dientes deciduos persistentes, hipodoncias o polidoncias, abrasiones dentales, agenesias, dientes impactados, erupciones incompletas, geminaciones, hipoplasia del esmalte, decoloraciones dentales, odontodisplasias, caries, fracturas o tumores.

En general, cuando el propietario es consciente de que su mascota tiene una patología dental, suele ser demasiado tarde para realizar un tratamiento conservador. Los pacientes suelen presentarse con una enfermedad periodontal en fase 3 ó 4, con gran acúmulo de sarro, gingivitis grave y ulceración, falta de piezas, movilidad dental y halitosis extrema. Os invitamos a conocer los testimonios de algunos pacientes (video 1) (video 2)

es lo que el propietario suele percibir como signo de que algo no está bien

una de las consecuencias del sarro y la enfermedad periodontal es la aparición del mal olor

Nuestro deber como veterinarios consiste en explorar todas las bocas que lleguen a nuestra consulta por cualquier otro motivo, no solo cuando acuden por un problema dental concreto. Así seremos capaces de diagnosticar enfermedades periodontales en fase 1 y proceder a realizar limpiezas por ultrasonidos, limpiezas subgingivales y pulidos tan periódicos como sea necesario en lugar de encontrarnos bocas con un problema de grado 2, 3 ó 4.

*** Se pueden consultar las palabras que aparecen en cursiva en el Diccionario dental básico (pincha aquí).

30 abril 2014 at 23:54 1 comentario

Entradas antiguas


Follow salud para perros y gatos on WordPress.com